La duración de los eventos en el cuento

   En su estudio sobre la categoría de Tiempo[1], Genette mismo considera que hablar de la duración[2]del relato no tendría sentido sin los elementos de frecuencia que acabamos de estudiar, es decir: la narración singulativa, la iterativa y la reiterativa; puesto que solamente al unir la duración y la frecuencia es posible determinar el ritmo del relato, es decir la velocidad con que se refiere la historia.

Genette entiende por “velocidad” la relación entre una medida temporal y otra espacial; es decir, por la relación que existe entre la duración de la historia (medida en segundos, minutos, horas) y la extensión del texto (medida en líneas y páginas).   Él clasifica la duración del discurso en: Pausa, Resumen, Escena y Elipsis.  Mientras las Pausas interrumpen el curso de la historia, y detienen la velocidad como vimos ya en el apartado de Descripción, que es casi como detenerse a observar o a reflexionar;  las  Elipsis omiten un momento más o menos amplio de la trama dentro del relato, es decir hacen saltos en el tiempo de la historia.    El Resumen es el relato en algunos párrafos o páginas de varios días o años de existencia  sin detalle de acciones o palabras y podría sumarse a la clasificación de Narración iterativa o sintética, porque coincide con esa forma de narrar.   Por otro lado la Escena cuenta con detalle, digamos en “tiempo real” lo que les acontece a los personajes.   Por lo que Escena también podría adherirse al apartado de Narración singulativa o encarnada, ya que  la técnica para narrar esta clasificación es la misma.  Así que para evitar repeticiones innecesarias, solamente desarrollaremos las clasificaciones de Pausa  y Elipsis.


[1]  Genette agrupa bajo la categoría de Tiempo en primer lugar el orden de la narración y que habla de las isocronías y las anacronías en la diégesis; en segundo lugar la frecuencia en la narración donde reúne a la narración singulativa, narración iterativa y narración reiterativa; y en tercer lugar se refiere a la duración,  allí expone sus ideas sobre el tiempo del discurso y el tiempo de la diégesis, y su clasificación incluye  la escena, el resumen, la elipsis y la pausa.

[2] Véase Genette, Op. Cit., 122-124.

Anuncios

4 Respuestas a “La duración de los eventos en el cuento

    • En realidad tiene que ver con los renglones u hojas que dedicas a narrar un evento. En una escena, cuentas con detalle, como sí el lector estuviera presente y oyera y viera todo lo que está pasando. Lo que cuentas dura en términos temporales digamos 15 minutos y para narrarlo en escena, ocupas dos páginas, con diálogos y todo. Si narras en resumen, para eso mismo evento dedicas un párrafo. Si usas pausa, se congela la acción del evento y describes o haces una digresión durante tres cuartillas y luego se descongela la acción. Y si haces una elipsis, mencionas la acción en uno o dos renglones y luego te brincas en el tiempo a otro momento posterior.

    • Es un poco difícil responder sin conocer el cuento. Pero debes tener cuidado de no introducir más de un conflicto, porque en ese caso no vas a poder resolver. En general, los capítulos del cuento son como cambios de escena. Cuando tu acción cambie de lugar o de personajes, seguramente estarán trabajando otro capítulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s